viernes, 8 de diciembre de 2006

¿Qué habría sido del PAR?

Hace 30 años se fraguó el actual estado de postergación del autogobierno aragonés, que con displicencia se nos concedió por la constitución de 1978, a la que según muchos aún debemos de dar las gracias por darnos una mínima parte del poder político del que gozamos. Políticos todavía en activo como el omnipresente José Ángel Biel, tuvo mucho que ver en ello, de su época en la UCD, y que tanto le molesta que se lo recuerden. Hoy se dedica a loar la constitución como el más dogmático de los españolazos. Uno de esos hombres de aquel tiempo fue Juan Antonio Bolea Foradada, homenajeado por su labor de aquella época y que realizó unas interesantes declaraciones. Aún desde el punto de vista conservador, se podría aventurar y especular que habría ocurrido si el PAR hubiera seguido ese camino y no el regionalismo caciquil. Tras el lapsus de declararse nacionalista, en el último congreso lo subsanaron y volvieron a declararse regionalistas.






Bolea fue elegido al congreso en 1977 por Zaragoza, como independiente en la lista de UCD. Fue el primer presidente, provisional, de la renacida DGA, de 1978 a 1981 por la UCD. Y diputado en las tres primeras legislaturas, y senador en las elecciones de 1979 y 1982 ya por el PAR. Participó en la redacción de la constitución. El 23 de abril de 1978 se produjo la histórica manifestación en Zaragoza con más de 100000 personas reclamando la autonomía plena, ilusión que sigue frustrada a día de hoy. El 15 de abril de 1980 concluía el plazo para elegir la vía autonómica por el artículo 151 (rápida) o 143 (lenta) por parte de los municipios. La UCD impide para Aragón lo que dio para Cataluña, País Vasco, Galicia y Andalucía. El 22 de diciembre el Consejo de Ministros confirma a Aragón en la vía lenta. Confirmado por el vergonzoso Pacto de Montalbán de 1981, auspiciado por Biel entonces en la UCD, mediante el cual los alcaldes aragoneses autolimitaron el acceso a la vía rápida. Viendo esto, Bolea fue entonces responsable importante de lo sucedidos y sus cosnecuencias que hoy padecemos, a pesar de algunos guiños a la autonomía. ¿Por que no hizo más entonces? ¿Presiones desde arriba? vistas sus declaraciones no concuerda con lo que pasó entonces, y no fue leal con Aragón entonces si cedió a presiones centralistas.




Manifestación de 1978.

Mientras Biel no quiere retocar nada la constitución, Bolea no opina igual. "Alguna reforma sí es posible", lo mismo que el senado. "No es una cámara en la que estén representadas las comunidades autónomas españolas y se discutan los temas que les afectan, como se hace en el Senado alemán. Tengo la seguridad de que se llegaría a soluciones justas y solidarias". Aquí entra la contradicción con la vía lenta aragonesa y la UCD "Sigue habiendo un centralismo vergonzante. Creo que es bueno aceptar plenamente la realidad española. En política hay que entender que por el camino del entendimiento se llega a solucionen y no por el camino de las incomprensiones". La realidad plurinacional sigue sin ser aceptada y sigue perseguida. Apunta uno de los objetivos primordiales "El abandono del acusado centralismo que habíamos tenido en la época franquista y Cataluña y País Vasco tuvieron el deseo de hablar de una auténtica descentralización, por lo tanto, tenía que ser una Constitución no centralista". Dijo defender, por desgracia sin éxito si lo hizo así "Con ardor y fuerza la nacionalidad de Aragón y su equiparación a Cataluña, País Vasco, Andalucía o Galicia". En la última reforma sigue sin ser nacionalidad ni estar a la altura de las citadas. Y no le falta razón "Hoy, Aragón, hubiera tenido más fuerza política, y partidos como el PAR hubiesen tenido más fuerza". Ahí entra el terreno de la especulación.



Entendiendo como que el PAR hubiera sido una especie de CIU en Aragón. Un partido nacionalista de derechas, quizá no estaría en el actual estado de retroceso electoral desde hace 20 años. Además no influiría en la consolidación de un partido nacionalista de izquierdas, por fin consolidado en CHA, a pesar de algunos errores, tras los fracasos del algo tibio PSA y el revolucionario MNA. Hay espacio electoral suficiente y sobre todo diferenciación entre izquierda y derecha. Pero para ello el PAR tendría que haber sido apoyado por la burguesía conservadora, como CIU, pero aquí la burguesía siempre ha sacado su capital fuera y ha tenido más interés en Madrid que en Aragón, no un partido apoyado en el caciquismo y la red clientelar. Un aspecto muy interesante habría sido ver que porcentaje de voto habría dejado al PP, su natural competidor en la derecha del electorado, habría sido positivo dejarlo reducido a cierta marginalidad, prefiero un PAR fuerte aún siendo de derechas y defendiendo los intereses de Aragón, no éste, un simple partido provinciano bisagra, que al PP gobernando en Aragón. Un sentido más nacionalista habría impedido o cuando menos dificultado una alianza PAR-PP, y en caso de necesidad del PP se le podría haber presionado más en contraprestaciones. Como me gustaría ver al PP igual de marginal en Aragón que en Cataluña. En todo caso mis convicciones nacionalistas y de izquierdas son irrenunciables, y nunca habría apoyado al PAR, no es más que una elucubración. Mejor alguien de derechas y aragonesista que españolista, y un PP debilitado siempre es positivo, aunque mi deseo siempre será que el gobernante sea aragonesista y de izquierdas. Para ello, el país también tendría que haber sido más consciente de su propia identidad, patrimonio de todos, incluso de quien la ignora y renuncia a ella.

Contrasta su determinación actual con la tibieza de su época y la de ahora. "En todas las Constituciones en la historia de España se ha incluido siempre que España la constituyen…y yo creo que esa sería una reforma importante, el saber qué nacionalidades, comunidades autónomas o como se definan constituyen España. Esa sería una pieza brillante". Aunque no salga del contexto español, ya es más de lo que ofrecen otros. "Podamos pensar en nacionalidades dentro de España sin perjudicar a nadie". Incluso manda un recado al PP y sus medidas restrictivas y centralistas en materia autonómica que hacen retroceder "Ese tipo de peticiones suelen hacerlas quienes están en situación de inferioridad o debilidad. Esa es una prueba de debilidad porque es reconocer que no tienen la mayoría".

No hay comentarios: