viernes, 15 de mayo de 2015

Análisis preeelectoral 2015 de Ricla

Cinco candidaturas van a ser las que finalmente opten a la alcaldía de Ricla. Siguen pareciendo demasiadas, lo que previsiblemente va a deparar unos resultados aún más igualados y que los pactos postelectorales van a ser imprescindibles. Para lo que hará falta mano izquierda, diálogo y anteponer los intereses del pueblo a los partidistas. En principio va a seguir sin haber una candidatura que se oponga abiertamente a Mularroya y vea por fin lo nocivo de ese proyecto para Ricla. Cabe decir que esa postura les postergaría a poder optar a consejerías comarcales o a subir dentro del partido si alguien tiene esa idea.

Podía haber habido una sexta, la de la unidad popular y la de la asamblea como medio de acción política. Podemos resumir que había condiciones objetivas pero que faltaban las subjetivas, es decir, que al proceso le ha faltado tiempo y más pedagogía para poder madurar, pero que se ha sembrado la semilla para el futuro y que la voz ha llegado incluso a donde no esperábamos que llegara. Los próximos cuatro años serán claves para asentar una alternativa política y sobre todo superar los vicios de entender la política de modo personalista. Hemos llegado hasta donde hemos podido y ha habido cuestiones externas que no podíamos controlar. Afortunadamente en Morata de Jalón sí ha salido una candidatura popular con la que habrá que cooperar.

Prosigo con la porra electoral con la previsión de mayor a menor número de votos y número de concejales.

PSOE 3

Este es un pueblo donde tradicionalmente ha obtenido escaso éxito. La labor de estos años creo que ha sido valorada positivamente en general. Sin estar de acuerdo necesariamente, al menos llevan bien preparados los temas a los plenos y muestran una actitud respetuosa. En el plano personal son personas con las que puedes hablar aunque se difiera, y aunque debería ser lo normal, lamentablemente no siempre lo es. El mayor debe es su apoyo a Mularroya, en el consejo de la comarca, haciendo seguidismo partidista. Considero que pueden ganar y tener la capacidad suficiente para alcanzar un pacto de gobierno. En la anterior legislatura fueron buena parte de ella socio minoritario de CHA y cuentan ya con experiencia de gobierno.

PAR 3

Históricamente siempre se mantienen, bien gobernando o con un buen número de concejales. Su labor de oposición ha sido bastante plana y carente de sentido político. Cuentan con la experiencia de la consejería de cultura comarcal en esta legislatura. Precisamente la indefinición política y no posicionarse le favorece electoralmente, no provoca rechazo. No me gusta la actitud que en ocasiones tiene en los plenos cuando habla otra persona, de cuchichear entre ellos o estar con el móvil. Si el PSOE no puede alcanzar un pacto o gana el PAR las elecciones puede llegar a la alcaldía sin ser una sorpresa.
IU 3

Candidatura sui generis formada por auténticos supervivientes y camaleones políticos, seguir por encima de siglas. Formado en un núcleo duro por ex concejales de CHA, razones internas llevan a no poder usar esas siglas. Siglas actuales con muy poco predicamento político en el pueblo, por lo que fían todo a lo que es el voto a la persona. Alcaldable con un perfil político nulo, que votó a favor de Mularroya en su etapa en CHA y que no entiende de pactos políticos ni de circunstancias que salgan de los límites del término municipal. Experiencia de gobierno y capaces de pactar con quien se han enfrentado con tal de mantener su cuota de poder. Nada descartable que lleguen a la alcaldía, tengo más dudas que sean socio minoritario.

CHA 1

Candidatura avalada y creada por el actual alcalde, de perfil político itinerante, que se jubila tras ocho años en el cargo. Cabecera de perfil político bajo pero buena capacidad de trabajo y sensibilidad social. Sigue sin ser conocida en el pueblo y eso le lastra junto a la gente que le acompaña, impensables en una candidatura CHA de hace unos años. Solo el trabajo de captación de voto que haga el actual alcalde le puede dar opciones de representación. Puede tener un papel crucial en las alianzas postelectorales. Candidatura demasiado mediatizada por la infausta influencia del grupo CHA de La Almunia y adláteres.

PP 1

No deja de ser un misterio en un pueblo conservador como Ricla, los resultados electorales del PP. Se comenta que viene mediatizada por el pueblo vecino esta candidatura. Con un perfil muy desconocido como alcaldable. Su labor de oposición ha sido muy leve. A día de hoy al igual que CHA su función puede ser de llave electoral y no tiene que ser necesaria de modo obligado.

Mi previsión es que la alcaldía va a estar entre PSOE y PAR, quien más votos saque, y que están "condenados" a entenderse. Además no arrastran heridas políticas como con otros y representan un perfil más joven y que no han vivido los años de tensión política de la década pasada.

No hay comentarios: