jueves, 28 de octubre de 2010

El último oso autóctono del Pirineo

Siempre es un momento triste cuando desaparece una especie animal de un entorno natural donde ha vivido durante siglos. En este caso era anunciada, la del oso autóctono del Pirineo. Una sensación de culpabilidad y de que algo se ha hecho mal para que se produzca. A pesar del rechazo de los ganaderos pienso que si no es por la presión a su hábitat natural, el oso no tiene porque acercarse tanto a los ganados. Por naturaleza huirá del hombre. También es justo que se resarzan esos daños. Pero también el oso es un emblema pirenaico y un patrimonio natural. Es lamentable que haya desaparecido el último oso, Camille. Como mal menor está la reintroducción con ejemplares eslovenos.

No hay comentarios: