domingo, 13 de noviembre de 2005

Los políticos de Aragón ¡ay!

Una recensión de los mismos, en algunos casos equivaldría a esto (...), no sólo que uno se contenga su opinión, sino que ese es el trabajo que hacen por la sociedad, cuando no es (-), a algunos con no perjudicar tendríamos más que suficiente, no se les puede pedir más.

En general, la mayoría son una mezcla de sumisión al órgano central estatal, cazurrismo, caciquismo, trepar en dirección a Madrid en busca de los cargos que radican ahí, a trabajar lo justo y cobrar, y sobre todo codearse con la fauna del centro de poder político y económico, la influencia vaya; incompetencia, deslealtad a sus votantes y triperos, esto último lo más visible de todo por razones obvias.

En el Congreso de los Diputados contamos con 13, y realmente han sido gafes para Aragón estos 28 años de democracia dada desde arriba. Además no sabemos aprovecharlos, y seguimos votando a partidos estatales, más preocupados en seguir la dirección marcada desde la cúpula y en trepar. Cuando coinciden con el partido gobernante, no dicen casi nada por no molestar, y luego tienen la excusa de que no me hacen caso en la oposición. Entonces hacen electoralismo y están algo más activos. Están felices en su redil.

En el Senado, aún peor, y más dado su carácter testimonial. Por Huesca 4, Teruel 4, Zaragoza 4 y otros 2 por la Comunidad de Aragón. Y teniendo que volver a soportar como los del PP intentan resucitar el PHN. Más la clásica bajada de voto nacionalista para el Senado, donde no hay representación, salvo el baturrismo de Mur.

No hay comentarios: